CICLA2 nace en Balcarce, provincia de Buenos Aires, en donde un grupo de vecinos se reunía para tratar de solucionar problemas ambientales de la ciudad. En un encuentro se trató el tema de “la acumulación de neumáticos en desuso”. Esto sirvió de disparador para investigar mucho sobre la temática hasta llegar a la idea de CICLA2.

Las cámaras de los neumáticos tardan más de 500 años en degradarse. Su acumulación causa basurales los que generan contaminación y un ambiente propicio para proliferación de vectores de enfermedades.

Sin embargo, las cámaras poseen cualidades destacables como la impermeabilidad y flexibilidad, además de la durabilidad, que las convierte en un material noble para ser recuperado.

Por otro lado, las cámaras de neumáticos nuevas son lisas, y con el andar de los vehículos las cubiertas imprimen texturas y patrones únicos en cada cámara, dando lugar a materia prima original e irrepetible.

CICLA2 apuesta al Upcycling, “supra-reciclaje” o “reciclaje creativo”; el cual es la acción de transformar objetos o materiales sin uso o destinados a ser basura en nuevos objetos con mayor calidad y valor del que provienen. El Upcycling colabora con el cuidado del medioambiente, crea productos con diseños únicos e irrepetibles, los cuales están hechos a mano. El límite del Upcycling es el de la imaginación del que crea.

CICLA2 tiene como propósito la creación de objetos de uso cotidiano con cámaras de neumáticos reutilizadas con el objetivo de ayudar al cuidado del medioambiente. La idea es crear productos que ayuden en el traslado, la protección y el orden de otros objetos en diferentes actividades diarias.